MEGA, a fondo. /@GENIUSBARTILIMI


MEGA1Hace cuatro días que MEGA echó a andar. La acogida de este nuevo servicio de almacenamiento, que viene a escenificar la reencarnación de Megaupload, fue abrumadora, consiguiendo en solo un día un millón de registros. Todo un éxito para Kim Dotcom, que en la mañana del domingo -tarde en Nueva Zelanda- se marcaba un show digno de Hollywood para la presentación oficial del producto ante los medios.

Entre varias actuaciones musicales y humorísticas -en una de ellas participó el mismo Dotcom-, el cerebro tras MEGA soltó un discurso realmente notable en el que defendió las libertades en Internet, tras lo cual se reunió con la plana principal de la nueva empresa para contestar a las preguntas de la prensa.

En el que bien se podría calificar como el show de Kim Dotcom se dijeron muchas cosas en relación al nuevo servicio y a la desaparición de Megaupload, algunas de las cuales no se conocían hasta el momento. Con esa información (que puedes ver a continuación en vídeo) y con nuestraexperiencia utilizando MEGA es con lo que nos quedamos para redactar el siguiente artículo.

Como sabes, MEGA es un servicio de almacenamiento de archivos en la nube, o así lo presentó Dotcom. Dicho de esa forma, pareciera que estamos ante un nuevo Dropbox y no simplemente ante otro Megaupload, dedicado a la descarga más que a otra cosa. Fue una de las preguntas que se hicieron. La respuesta es que hay demanda suficiente como para que no lo monopolice todo un solo servicio. Sea como fuere, por el momento al menos, mi opinión personal es que parece más un nuevo Megaupload que otro Dropbox.

Primeros pasos

La primera impresión que da MEGA es la de estar ante un renovado Megaupload. Puede ser utilizado sin registrarse, clicando sobre el botonazo que da la bienvenida (imagen de cabecera), eligiendo el archivo y compartiendo el enlace pertinente una vez terminada la subida, tal y como sucedía con Megaupload. Sin embargo, no hemos conseguido que funcione de ninguna de las maneras.

El siguiente paso sería, pues, crear una cuenta (y es lo que hicimos, apenas diez minutos después del anuncio de lanzamiento). Desde la barra superior se puede cambiar el idioma de la interfaz del servicio a 32 idiomas, incluidos el español, catalán y euskera, aunque la traducción no está completa (invitan a los usuarios a colaborar en este tema).

El proceso de registro es tan sencillo como introducir nombre de usuario, contraseña y dirección de correo electrónico (sin CAPTCHA de ningún tipo). Se recibe entonces un mensaje de confirmación y desde el enlace que contiene se entra en MEGA. En ese momento se crean las claves de cifrado, uno de los puntos fuertes del servicio que comentaremos más adelante. Ahora sí, ya estamos en MEGA… ¿O no?

MEGA, “solo” para Google Chrome

“Si usted está planeando usar MEGA con frecuencia, no existe actualmente ninguna alternativa que usar el navegador más avanzado existente en la actualidad, Google Chrome“. Es lo que dicen los responsables del producto en el blog oficial. Y por si no le quedaba claro a alguien, la imagen bajo estas líneas es lo que se encontrará quien entre en el sitio (una vez registrado) con cualquier otro navegador web.

MEGA 1 500x347 MEGA, a fondo

Las razones que se dan para algo así son técnicas. Al parecer solo Chrome dispone del suficientesoporte HTML5 y de características como la FileSystem API, que posibilita a los desarrolladores “subidas recursivas y descargas eficientes”. En otras palabras, o te pasas a Chrome o tu experiencia de uso se verá perjudicada.

El problema es que FileSystem API, propuesta por Google como estándar HTML5, difícilmente llegará a serlo. Lo explican muy bien, con fuentes, en un hilo de los foros de Mozilla Hispano. Lo que nos llevaría a debatir un asunto espinoso cada vez más en boga, y es que vamos camino de sufrir otro monopolio llamado WebKit o, pero todavía, Google Chrome, como sería el caso (Apple rechazó FileSystem API para Safari).

En definitiva, este es uno de los puntos negros de MEGA. Lo puedes utilizar en cualquier navegador web moderno, siempre que estés dispuesto a padecer peor rendimiento, menos características y más fallos. Para colmo, tanto darle al bombo con HTML5 y Flash Player sigue presente.

En nuestra pruebas hemos utilizado las últimas versiones de Chrome, Firefox y Opera, y lo único que se podemos decir con seguridad es que en el navegador web de Google todo falla menos. Por lo tanto, te remitimos al primer párrafo de este apartado.

Interfaz y opciones

Como puedes ver más abajo, la interfaz de MEGA es sencilla y como prácticamente todo está traducido, sobran explicaciones. Las posibilidades que ofrece son subir archivos y carpetas al Disco en la nube, una “papelera de reciclaje” y dos secciones curiosas, bandeja de entrada y contactos, solo para miembros del servicio (si introduces un correo electrónico que no esté registrado se le enviará una invitación).

MEGA 2 500x333 MEGA, a fondo

La única ventaja que le hemos encontrado al tema de los contactos es la de poder transferir directamente archivos de una cuenta a otra, sin la necesidad de descargarlos previamente al disco duro. También se puede dar acceso a otro usuario a entrar y modificar carpetas específicas, algo interesante para grupos de trabajo.

En cuanto a las opciones, las puedes ver a continuación, comenzando por los detalles de la cuenta -gratuita o premium- y espacio de almacenamiento:

MEGA 3.1 500x300 MEGA, a fondo

Configuración de la transferencia, donde se puede fijar el número de conexiones simultáneas tanto de subida como de bajada, con un máximo de seis respectivamente; limitar la velocidad de subida para no quedarte sin ancho de banda; evitar subir archivos idénticos y deshabilitar SSL para el cifrado de la conexión, algo que no se debería hacer ya que si bien el rendimiento mejora, no es cierto que no disminuya la seguridad. O si lo es, aunque conviene explicarlo con más detalle (próximo apartado).

MEGA 3.2 500x307 MEGA, a fondo

Para terminar, otra sección vuelve a recordar al usuario que se puede hacer premium (comentaremos los detalles más adelante) y por último hay una vista de control del historial de sesión, donde se puede comprobar los últimos accesos al sitio, incluyendo navegador y plataforma, dirección IP, país de origen y actividad más reciente:

MEGA 3.3 500x263 MEGA, a fondo

Volviendo al Disco en la nube, las posibilidades para con los archivos y carpetas almacenadosson más bien escasas. Era uno de los aspectos que más ganas teníamos de probar, ver si se podían reproducir archivos multimedia directamente en el sitio, o editar archivos de texto. Pero de eso nada. Un poco decepcionante, aunque hay una razón importante para que eso sea así, y tiene mucho que ver -una vez más- con la forma de almacenar y compartir los archivos, todo ligado en torno a la privacidad y seguridad.

MEGA 4 500x296 MEGA, a fondo

Por cierto, no hemos mencionado el límite de tamaño de los archivos, porque no lo hay. El límite lo marca el espacio de que dispongas.

Seguridad, privacidad y legalidad

Entramos en el meollo de la cuestión, y es que MEGA ha sido creado de cero con un objetivo en mente: garantizar la privacidad más absoluta, dentro de lo posible. Así, una vez se confirma la cuenta, se creará una clave de cifrado basada en la contraseña y en los movimientos del ratón, entre otras cosas, para hacerla más fuerte. Y en ningún caso se guarda esa contraseña en los servidores de MEGA, lo que garantiza que la compañía no sabe qué guardan sus usuarios, pues todo lo que se sube se cifra al vuelo con dicha clave (he aquí la razón de no poder previsualizar nada, cual Google Drive, y de que deshabilitar SSL no disminuya la seguridad).

A grandes rasgos, MEGA utiliza un sistema similar al de servicios en la nube considerados seguros como SpiderOak y Wuala, con una diferencia (al menos sobre el papel): el software de cifrado sobre el que funciona MEGA es Open Source, por lo que puede ser revisado por cualquier experto en busca de vulnerabilidades, puertas traseras y deficiencias en su código. El mismo Kim Dotcom anima a hacerlo, mientras que el responsable del área de seguridad dejaba claro que conseguir la clave de cifrado por un ataque de fuerza bruta es imposible.

El eslabón débil de la cadena es que cualquiera que se baje un archivo de MEGA necesita, además del enlace, la clave precisa para el archivo en cuestión (cada archivo genera una clave diferente). Si lo pasas todo junto o por separado, esa ya es tu elección:

MEGA 5 500x370 MEGA, a fondo

Sinceramente, parece un poco lioso para el usuario común. Además, y esto es extremadamente importante, si pierdes la contraseña, pierdes el acceso a la cuenta y a todos tus datos. No hay forma de recuperarla, pues la empresa no la guarda. Ese es precisamente el salvaguarda de MEGA ante las autoridades: ellos no saben nada.

Bueno, si que saben algo. Hablando de autoridades, aunque no pueden saber qué contienen las subidas, si que podrían rastrear a un usuario por la clave utilizada, y se han mostrado francos en su decisión de atender cualquier requerimiento de la ley. “Si pensamos que es necesario o debemos hacerlo por ley bajo cualquier jurisdicción, tenemos derecho a dar tu información a las autoridades”, dicen.

Asimismo, “la compañía de la privacidad” recoge datos de sus usuarios. Nada fuera de lo normal, según su política de privacidad, pero no deja de ser anecdótico, más cuando uno de sus propósitos a medio plazo es el de distribuir publicidad personalizada.

Más allá de lo dicho (podríamos seguir hablando de estos temas largo y tendido), los responsables legales de MEGA aseguran que el servicio está construido “a prueba de bombas”, es decir, que no hay resquicios en su estructura que den pie a generar los problemas de legalidad de los que padeció Megaupload, por lo que los usuarios pueden estar tranquilos de que no suceda nada parecido. Más información.

Uso y planes de precios

Cuatro días después, el servicio es al fin utilizable, pero muchas veces la lentitud extrema de las subidas, que tienden a quedarse a medio camino más de lo deseable -y te toca volver a empezar desde el principio-, es difícil de tolerar. Hay que admitir que la acogida ha sido tal que ha sorprendido incluso a la compañía, y que todo va funcionando mejor conforme pasa el tiempo, pero…

Pero, de verdad, usar MEGA en otro navegador web que no sea Google Chrome es una experiencia nefasta. No porque la interfaz no responda, sino porque las subidas son extremadamente más lentas, y de hecho en Opera no hemos tenido la paciencia necesaria para aguantar hasta el final de ningún proceso, la mayoría de los cuales se quedaba bloqueado nada más comenzar la transferencia.

En cuanto a los planes de precios, en este aspecto sí que destaca la oferta de MEGA, pulverizando a la competencia (precios en dólares):

MEGA 6 500x137 MEGA, a fondo

Haciendo una comparación rápida con el plan de precios más bajo de MEGA, 500 GB de espacio por los que se pagaría unos 120 dólares anuales, en Google Drive sería aproximadamente el doble, mientras que en Dropbox lo mismo te costaría 499 dólares al año. En este punto, MEGA es insuperable. Lo único un tanto extraño es que no puedes adquirir una cuenta premium directamente, solo comprando a través de revendedores.

Conclusiones… y lo que está por llegar

Hoy por hoy, MEGA puede sonarte interesante por los 50 GB de espacio gratuito, pero también ofrece esa cantidad MediaFire. Puede sonarte interesante por su seguridad y privacidad superiores, pero también las puedes encontrar en otros servicios en la nube mucho más recomendables por su solidez y características, como los mencionados SpiderOak y Wuala. En todos los casos, nos quedamos sin dudarlo con las alternativas antes que con el protagonista, tanto por la calidad de los diferentes servicios como por los extras, a saber,  aplicaciones y sincronización; pero sobre todo la experiencia de uso. Hoy por hoy.

¿Qué pasará mañana? Se sabe que están preparando una aplicación para Windows y queaplicaciones móviles para Android y iOS también entran en los planes de la compañía. Tal vez entonces entre la sincronización en juego y todo adquiera un nuevo cariz. A ello hay que sumarle las aplicaciones de terceros y Megamovie, Megabox y Megakey.

Megamovie es un proyecto en el que se trabaja desde antes del cierre de Megaupload y vendría a ser algo parecido a lo que es Netflix, más que a lo que era Megavideo: un portal 100% legal donde ver tus películas, series y programas de televisión previa suscripción, aunque contaría con un modelo gratuito (a través de Megakey). La imagen que ves bajo estas líneas es la primera pista que dio Dotcom, en pleno lanzamiento de MEGA:

 MEGA, a fondo

En cuanto a Megabox, de esto si se sabía algo más, y se resume con que es prácticamente lo mismo que Megamovie pero enfocado en la música. El 90% de las ganancias irían directamente a los artistas, sin intermediarios, y dispondría de suscripción de pago y de un modelo gratuito, una vez más, a través de Megakey.

¿Y qué es Megakey? Te preguntarás. Es el nuevo sistema publicitario que pretende implantar Dotcom en todos sus productos, y no huele bien. Porque “la compañía de la privacidad” no lo parece tanto proponiendo este tipo de cosas. Y conste que entendemos perfectamente que el “todo gratis” no es viable.

En efecto, no hemos explicado qué es exactamente Megakey, ni cómo funciona. Te recomendamos averiguarlo de primera mano con nuestros compañeros de MuySeguridad, que le dedicaron al asunto un artículo muy conciso que no te deberías perder.

Recapitulando, tal vez dentro de un tiempo MEGA sea una plataforma en la nube envidiable, con aplicaciones en cualquier sistema, nuevas características, mejor funcionamiento y acceso a contenidos de diferente tipo, todo arropado por una seguridad superior. Ya veremos. Por el momento no es así, y lo de Megakey no está nada claro, siempre que te preocupes por tu privacidad.

Lo mejor:

  • Los 50 GB gratis.
  • El método de cifrado planteado, que además es Open Source.
  • El regreso de Kim Dotcom ha sido muy entretenido (está escribiendo un libro con sus andanzas).

Lo peor:

  • El rendimiento del servicio, que no se termina de estabilizar y aun así tiene que mejorar bastante.
  • El soporte para con cualquier navegador web que no sea Google Chrome.
  • Que no haya aplicaciones móviles o al menos un sitio web adaptado.
  • El método de cifrado planteado puede llegar a ser confuso para el usuario medio.
Anuncios

Publicado el enero 22, 2013 en Otros y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: